https://bit.ly/374WLzG CUIDADOS ESENCIALES ANTE EL COVID-19
  • Dra. Mayra Gallardo

CUIDADOS ESENCIALES ANTE EL COVID-19

En esta época ante el COVID-19, todos tenemos que mantener presente una serie de cuidados para protegernos y proteger a los nuestros:


QUÉDATE EN CASA… Si bien, esta es una de las primeras alternativas, es claro que no todos lo pueden hacer. Justamente por ello, si tu estás en la posibilidad de hacerlo ya sea porque puedes hacer home office, porque puedes seguir con tus actividades y no estás forzado a salir, hazlo por ti para descolocarte de la cadena de contagio, por los tuyos para no exponerlos al riesgo de enfermar; pero también necesitamos pensar en los demás, en esos otros que no pueden aislarse y que necesitan salir a trabajar… es tiempo de ser conscientes y solidarios con los demás.

Así, los servicios de sanidad en los hospitales los podrán ocupar quien verdaderamente necesite.


Recuerda, todos y cada uno de nosotros sin importar a lo que nos dediquemos, tenemos que aprender a cuidarnos y extremar precauciones. NO SON VACACIONES, es ser conscientes que estamos frente a una emergencia sanitaria, que el COVID-19 no es cuestión de juego. Necesitamos sin caer en pánico, ser realistas y responsables con el riesgo que implica para la salud propia y para la salud de los nuestros, pero reitero, también es poder pensar en los otros que no tienen alternativa y salen a trabajar.


Por los repartidores, cajeros en bancos o super mercados, carteros, vendedores informales, vendedores en farmacias, los trabajadores en la central de abasto, personal de limpieza o de seguridad, taxistas o choferes de cualquier forma de transporte, transportistas de alimentos o agua, por todos aquellos que no pueden aislarse porque les implicaría dejar de trabajar y que, de una u otra manera, los demás necesitamos de su trabajo; por aquéllos que de cierta forma se la juegan por todos los demás.


Por cierto… cuando hagas tu súper, lleva lo que vas a consumir, no trates de surtirte como si no hubiera mañana o como si te prepararas para el apocalipsis zombi. También piensa en los demás, en los otros que van al día y tienen que ir a comprar algo para comer hoy. Considera que si te llevas, por ejemplo, todos los sobres de arroz, los demás no van a encontrar ese producto y tu mismo estarías participando de la cadena de desabasto. No podemos ser egoístas, tenemos que pensar en los demás y también en todos los trabajadores que forman ese enorme engranaje que está detrás del abastecimiento de alimentos. 


Por otro lado, no te olvides que hagas lo que hagas, hay medidas de higiene básicas e indispensables para cuidarte. Se trata de que tengas cuidado constante y cotidiano, que seas consciente que con las manos tocamos una infinidad de superficies y que no podemos estar seguros que no estén contaminadas. Por eso es necesario que laves tus manos constantemente y si no te es posible hacer uso de jabón y agua, por lo menos apliques jabón antibacterial para desinfectarte.


El objetivo no sólo es tener las manos limpias porque sí, lo importante es reconocer que todos los seres humanos constantemente nos tocamos la cara y nos frotamos los ojos con las manos. LA FORMA DE CONTAGIO es a través de las gotitas de saliva que un sujeto infectado puede lanzar involuntariamente, al hablar, toser o estornudar. La forma de entrada o contagio en nuestro organismo es a través de las mucosas de los ojos, nariz y boca. Por ello, primero al mantener una distancia si necesitas hablar con alguien es para que, las gotitas de saliva tuyas y del otro, no sean un riesgo. Además, si te tallas con las manos sucias, porque tocaste una superficie contaminada o porque te dan la mano al saludar y se puede correr el riesgo de que se contamine en el contacto, por eso es necesario lavarlas constantemente como una medida de prevención.



También en casa hay que extremar los cuidados, no sólo de estar limpiando nuestros espacios por higiene en general. Recuerda, el COVID-19 es un virus y el contagio es directo con otro que está infectado. La higiene en general es por salud; sin embargo, en esta pandemia tenemos que ser conscientes y responsables de muchas más cosas y detalles, por ejemplo: estar claro que si venimos de la calle y tocamos la llaves o las perillas de las puertas las tenemos que desinfectar, porque si tocaste una superficie contaminada afuera y llegas a tu hogar y empiezas a tocar las cosas, las contaminas y así, otro miembro de tu familia aunque no halla salido puede tocar lo mismo y después tocarse la cara y terminar por infectarse.


Una sugerencia que te hago, es más un ejemplo personal de las medidas que estoy agregando: si es la comida del super, llegando, antes de meter todo, limpio las bolsas porque ya estuvieron en la calle, la fruta y la verdura se lava y seca para después guardarla. El garrafón de agua, se limpia antes de meterlo a casa. Otra medida, es quitarme los zapatos antes de entrar, después lo levanto para desinfectar las suelas y evitar estar contaminado de cualquier forma mis espacios. Ante la salud, cualquier cuidado es importante mantenerlo en estos momentos.


Te dejo algunas sugerencias sobre los protocolos de limpieza que ahora sería bueno considerar:




Lo importante es también aprovechar el tiempo y podemos platicar en familiar sobre todas estas medidas de seguridad, Háblalas para poder integrarlas a las rutinas cotidianas, para que todos en casa estén en el mismo entendido.




Recuerda, no se trata de caer en pánico, sino de ser responsables y realistas. Todos, absolutamente todos en el mundo, y sí eso incluye a México, tenemos que aprender a cuidarnos mejor frente al riesgo sanitario que implica el COVID-19. Si tu te cuidas, te descolocas de la cadena de contagio y cuidas así a los que tienes al rededor. Seamos también solidarios con los otros, muchos de ellos, que se la juegan con su trabajo por los demás.


Si te cuidas, además, podrás dejar el espacio libre en los servicios de salud para quien en verdad lo necesite...


Recuerda, también tu integridad emocional es importante y ante cualquier conflicto emocional que puedas atravesar durante este periodo de aislamiento, por ejemplo: angustia, estrés, depresión, soledad, confusión, desesperación, insomnio, conflictos afectivos, separaciones o duelos, no postergues buscar un tratamiento.


Yo soy psicoanalista y si quieres conocer cómo trabajo, mientras termina la crisis sanitaria, el esquema de tratamiento por video llamadas, la forma de trabajar y las medidas en apoyo a tu economía durante la pandemia, da click en la imagen y navega por mi página web.